Categorized | Política

El inevitable choque de dos proyectos

La Unión Europea y la Unión Aduanera han topado en el sentido más literal del término en Ucrania

La lucha por la influencia económica se extiende al resto de repúblicas soviéticas, con conflictos ahora congelados

La futura Unión Económica Euroasiática y las estructuras económicas que le han precedido estaban ideadas como una asociación de países liderados por Rusia que, así, podían defender mejor sus intereses económicos y zona de influencia.

Rusia, sin embargo, ha chocado con la Unión Europea en el espacio postsoviético en una zona de influencia que Moscú consideraba intocable, y de ahí vienen algunos de los problemas que el continente europeo vive este año. Cuando se estaba negociando la entrada de Rusia en la Organización Mundial del Comercio, que finalmente ingresó en 2012, Bruselas comenzó a negociar con Ucrania, Moldavia, Georgia, Armenia y Azerbaiyán.Los tres últimos países han firmado los respectivos acuerdos de asociación con la UE a principios de este verano.

Para los ideólogos rusos de la integración euroasiática, este proyecto económico es inconcebible sin la presencia de Ucrania, país eslavo igual que Rusia y Bielorrusia, y con fuertes vínculos históricos y culturales. En el terreno económico, en Moscú también le interesaba mucho este país de 600.000 kilómetros cuadrados, 46 millones de personas, grandes extensiones muy fértiles y rico con recursos minerales, y ha hecho todo lo posible, sin éxito, para que se añadiera a la Unión Aduanera.

Vassili Koltaixov, economista del Instituto de la Globalización y los Movimientos Sociales de Moscú, considera que la UE y la Unión Aduanera han chocado en el sentido más literal del término en Ucrania. “El levantamiento en el este de Ucrania contra las autoridades de Kiev ha sido como saltar de un tren en movimiento que iba en dirección a Europa”, explica Koltaixov.

Este economista considera que las medidas que se tomaron para preparar el país para cumplir los estándares necesarios para firmar el acuerdo de asociación con la UE hundieron la industria del este, una zona cultural y lingüística también más cercana a Rusia. Este malestar, mezclado con el miedo de un fuerte nacionalismo ucraniano y la injerencia occidental y rusa, ha desembocado en la guerra que vemos en el este de Ucrania. Aparte de Ucrania, en el espacio postsoviético hay una serie de conflictos congelados que en algunos momentos Moscú utiliza como palancas de presión para defender la que considera área de influencia rusa.

En Moldavia existe la república secesionista prorrusa de Transnitria, que después de la anexión de Crimea también ha pedido a Moscú poder ingresar a Rusia. En el Cáucaso sur están las repúblicas de Abjasia y de Osetia del Sur, reconocidas como independientes por Rusia y cuatro estados más, pero que por la mayor parte de países siguen formando parte de Georgia. Moldavia y Georgia ya están perdidas por el proyecto integrador euroasiático, pero no Armenia, un país en general muy prorruso y que se prevé que ingrese en la Unión el próximo octubre. Los últimos días, sin embargo, se ha empezado a “descongelar” otro de los conflictos congelados, el Nagorno-Karabaj, una república que está disputada entre Armenia y Azerbaiyán.Según los expertos rusos aficionados a las teorías conspirativas en la rotura del alto el fuego de estos días, hay un intento de debilitar Armenia.

http://www.elpuntavui.cat/noticia/article/4-economia/18-economia/768028-linevitable-xoc-de-dos-projectes.html

 

 

Leave a Reply

 

Translator

Translator by Yellingnews

Categorías

Noticias más vistas

Noticias por fecha

octubre 2017
L M X J V S D
« feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031