Categorized | Ciencia y tecnología

Con el tiempo, usar el móvil será como fumar: la gente sabrá que es nocivo y se pensará si hacerlo

Tras ocho años en el negocio de la telefonía, Nino Treusch se pregunta en su obra «El conejo blanco» si realmente conocemos los verdaderos peligros de utilizar este tipo de aparatos

«Con el tiempo, usar el móvil será como fumar: la gente sabrá que es nocivo y se pensará si hacerlo»

Cuando la Organización Mundial de la Salud alertó en junio sobre los«posibles» efectos nocivos derivados del uso del teléfono móvil, ese aparato tan común en nuestro día a día pasó a convertirse de repente en el centro de un debate científico y social: ¿Supone un verdadero motivo de alarma o se trata más bien de puro alarmismo? Aunque hubo quienes tildaron de exagerado ese aviso, alegando que los estudios realizados no proporcionaban información nueva ni relevante, lo cierto es que la rotundidad con la que tanto la OMS como la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer advirtieron del riesgo de desarrollar un tumor cerebral tras el uso «intenso y continuado» del móvil fue digerida entre el temor y escepticismo.

La OMS avisó del riesgo de sufrir un tumor cerebral por el uso «intenso y continuado» del móvil

Con ese debate sobre la mesa, el escritor Nino Treusch reflexiona en su libro «El conejo blanco» (Editorial Planeta) sobre los efectos que las ondas electromagnéticas pueden producir en la salud, intentando encender nuevamente la discusión acerca de un problema que «algún día podría convertirse en algo real». El libro narra la historia de Jan Tes, contratado por una multinacional de telefonía móvil que acabará siendo su peor pesadilla cuando, a los pocos días de incorporanse al puesto, sea testigo accidental de una conversación que, en caso de revelarse, generaría un enorme daño a la industria telefónica.

«Tras varios años trabajando leí un informe que advertía de los riesgos de este tipo de radiaciones en las células. No soy médico, pero las conclusiones del estudio fueron realmente chocantes para mí, empecé a preguntarme qué pasaría si todos esos datos eran ciertos y comencé a mirar este negocio con otros ojos», explica el autor, un gerente de telefonía convertido en escritor tras una experiencia de ocho años en el negocio.

«Batalla perdida»

El autor tiene claro que los efectos de este tipo de ondas no tienen «una repercusión de la noche a la mañana, sino que sus efectos se van notando con el paso de los años». Y es este largo plazo lo que para Treusch supone la gran barrera en la lucha contra sector: «No se puede limitar el uso de los teléfonos cuando la sociedad no está viendo los efectos que producen, y cuando no los verán hasta dentro de bastante tiempo. No tenemos estudios contundentes sobre los peligros, ni tampoco una norma que diga que utilizar el móvil es dañino. La tecnología ha avanzado más rápido que la ciencia, y hasta que la investigación no crezca en este sentido estaremos en una batalla perdida».

«Estamos acostumbrados a que el Gobierno ponga las reglas, pero esta decisión está en manos del consumidor»

Es por ello por lo que Treusch considera «totalmente legítimos» los perjuicios ante la para muchos alarmante clasificación de las ondas generadas por los teléfonos móviles. «La gente quiere escuchar que el móvil es peligroso, pero eso ahora es imposible porque no hay estudios claros al cien por cien». Aunque los hubiera, para Treusch el hecho de limitar o no el uso del móvil sería, en cualquier caso, una decisión difícil de tomar para cualquier Gobierno.

«Hay que comparar el uso excesivo del móvil con fumar un cigarrillo: algún día la gente sabrá que es malo y entonces se pensarán si lo usan o no». Es por eso que el autor de «El conejo blanco» cree que «somos nosotros quienes tenemos que decidir poner freno a elementos que son perjudiciales para el organismo. Estamos acostumbrados a que el Gobierno ponga las reglas, pero este tipo de decisiones solo están en manos del consumidor».

Riesgo en niños

Lo que sí deja cree Treusch que es responsabilidad del Gobierno es la prevención y prohibición del uso del móvil entre la población infantil. «Los efectos de las ondas electromagnéticas en niños de menos de 10 años son mucho mayores, por lo que sería crucial que se hiciera una legislación al respecto, o como mínimo campañas de sensibilización».

A esa misma conclusión llegaron la semana pasada los ponentes en el 23º congreso Mundial de la Sociedad Internacional de Epidemiología Ambiental, que aseguraron que el uso del móvil puede producir cáncer en los niños, debido al tamaño más pequeño de su cerebro, algo que los hace más susceptibles a las ondas nocivas. Los expertos aconsejan el uso de auriculares o altavozpara no mantener el aparato en contacto con la oreja.

«Quiero que la gente comience a hacerse preguntas, que reaccionen y vean que, aunque es un trabajo de fantasía, no está muy alejado de una más que posible realidad», conluye Treusch.

Enlace: http://www.abc.es/20110920/sociedad/abci-moviles-telefonos-ondas-201109190854.html

 

Comments are closed.

Translator

Translator by Yellingnews

Categorías

Noticias más vistas

Noticias por fecha

octubre 2017
L M X J V S D
« feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031