Categorized | Automóvil

Nuevo Mercedes ML

  • Tres motorizaciones de inicio: dos diésel y una gasolina
  • El 250 CDI es el motor de acceso a la gama, con consumos reducidos
  • Con 1,2 millones de unidades es el SUV Premium más vendido del mundo
Al volante del Mercedes ML

Con un importante salto en calidad, comportamiento e insonorización, el nuevo Clase M se convierte en el primer SUV Premium con motor 4 cilindros diésel. Llega en noviembre a España con precios desde los 56.600 euros, algo más elevado de lo previsto.

Al volante del Mercedes ML

Si el salto cualitativo de la primera generación (1997) a la segunda (2005) no fue suficiente para dejar a Mercedes a salvo de la feroz competencia que estaba a punto de llegar -BMW X5, Audi Q7 y Porsche Cayenne-, la marca de la estrella ha sido más ambiciosa al crear esta tercera generación, que hemos podido conocer en el apacible entorno de los Alpes austríacos. Es el SUV Premium más vendido hasta la fecha con 1,2 millones de unidades desde su estreno, y a este nuevo modelo no le faltan atributos para seguir siéndolo.

En un primer momento, fijándonos en su diseño exterior, notamos la introducción de elementos ya vistos en los modelos más recientes de la marca alemana, como la nueva parrilla, un aspecto menos musculoso y una mejor aerodinámica (con un Cx de 0,32, todo un récord en la categoría).

Interior amplio y lujoso

En el interior, el espacio abunda en las dos filas de asientos, pudiéndose inclinar incluso los respaldos traseros. Si la calidad de materiales y acabados ya era de lo mejor que conocemos, ahora el listón se eleva todavía más. Todas las superficies del salpicadero y paneles de las puertas tienen un tacto suave y además existen diversas opciones de personalización, como inserciones en madera natural o aluminio.

Al volante del Mercedes ML

La zona central del salpicadero es más prominente que en el anterior modelo, creando una división más evidente entre la zona del conductor y del pasajero delantero. La instrumentación dispone de dos grandes relojes analógicos en los extremos y una pantalla central de información digital. Todas las funciones multimedia se pueden controlar a través del mando de la consola central y se visualizan en una amplia pantalla a color TFT de alta resolución, donde también podemos acceder a Internet.

La ergonomía también ha mejorado de forma considerable. Los botones de ajuste eléctrico de los asientos delanteros ahora se sitúan en la zona alta del panel de la puerta, la palanca del control automático de velocidad cambia de posición, estando ahora junto con la del accionamiento de los indicadores de cambio de dirección, algo que veremos en los próximos vehículos de Mercedes.

Al volante del Mercedes ML

El arsenal de equipamiento en seguridad activa y pasiva es impresionante, tanto de serie como en opción, según las versiones. Cuenta, entre otros, con 9 airbags y con sistemas de aviso de vehículo en ángulo muerto y de cambio involuntario de carril -este último primero avisa mediante una ligera vibración en el volante para más tarde aliarse con los frenos o con la dirección-.

Naturalmente, Mercedes tiene también disponible el sistema de frenada de emergencia (Pre-Safe), que permite conservar la distancia con el coche precedente, frenando si fuese necesario para evitar una colisión.

Al volante del Mercedes ML

La intención de mejorar el comportamiento en carretera se nota en la menor altura de la carrocería (-3 cm) y en las nuevas vías, ahora más anchas (2,5 cm delante y 4,5 cm detrás), que mejoran la estabilidad del vehículo. La tracción sigue siendo integral permanente, y el ML sigue confiando en un embrague multidisco para conectar el semieje delantero, en lugar de emplear un diferencial central.

Motorizaciones

Al volante del Mercedes ML

De momento hay tres motorizaciones para elegir: dos diésel y una gasolina, todas ellas asociadas a la recién y mejorada transmisión automática de 7 marchas (7-Gtronic Plus), más suave y rápida en su respuesta que antes.

Sin embargo, la gran novedad de este nuevo Clase M es la disponibilidad del conocido motor 2.2 biturbo de 4 cilindros y la desaparición del 300 CDI de 6 cilindros. El nuevo rinde la misma potencia que el anterior, 204 CV de potencia y 500 Nm de par motor, pero, a pesar de llegar a los 100 km/h en menos de 10 segundos y de alcanzar más de 200 km/h, es natural que las aceleraciones y reprises sean un poco inferiores en este 250 Bluetec 4Matic. Este es el sacrificio para conseguir un consumo medio homologado de 6 l/100 km, ‘solamente’ 2,4 l/100 km menos que antes.

Al volante del Mercedes ML

Sin embargo, no piense que se trata de un todoterreno lento en reaccionar, puesto que los 500 Nm de par motor están disponibles a las 1600 rpm.

La gama de motores se ampliará con el tiempo. Mercedes admite que está desarrollando una versión híbrida cuya base es el 250 CDI, que no llegará antes de 2013, y un ‘vitaminado’ AMG para el año que viene, que equipará el reciente V8 de 5.5 litros.

Al volante del Mercedes ML

Uno de los aspectos más apreciados por un conductor acostumbrado a la noble sonoridad de un 6 cilindros es, precisamente, el trabajo más refinado en comparación con respecto a un bloque tetra cilíndrico. Por ello, se ha modificado la insonorización para que se note menos la diferencia del ‘tono de voz’, lo que ayudará a los puristas de las mecánicas nobles a aceptar las ventajas del 250 BlueTec.

Por su parte, el motor V6 3 litros del 350 CDI se ha mejorado, logrando ahora un rendimiento más alto (258 en vez de 231 CV y 620 en vez de 540 Nm). No es una sorpresa decir que la conducción del ML 350 V6 diésel entusiasma mucho más. Más potente, con mejor respuesta y más silencioso. El silencio de funcionamiento es tal que llega a ser mejor que en el 350 gasolina, principalmente en los regímenes más elevados.

Al volante del Mercedes ML

Mejor estabilidad y comodidad a bordo

La suspensión es independiente a las cuatro ruedas y con multibrazo atrás, y en este ML se utilizan elementos en aluminio (como el capó y los paneles de la carrocería sobre las ruedas), siempre con el propósito de reducir el peso del conjunto. Otra de las introducciones realizadas es la de realizar el soporte del salpicadero en magnesio y aumentar en todo el vehículo el porcentaje de acero de elevada resistencia.

Al volante del Mercedes ML

La suspensión de serie es metálica, siendo posible optar por la neumática Airmatic -disponible opcionalmente-, que posee dos modos de amortiguamiento claramente diferenciados: Confort, donde casi todas las irregularidades del terreno parecen ser planchadas al instante, y Sport, en la que el contacto con la carretera es mucho más evidente. En un segundo nivel de opciones relacionadas con la suspensión, es posible instalar el Sistema Activo de Curva, que utiliza barras estabilizadoras activas para anular prácticamente el balanceo de la carrocería. Según nos explico Joachim Landau, encargado de ajuste de la dinámica de conducción del nuevo ML, -el sistema de regulación hidráulica es el mejor porque no ocupa demasiado espacio y es el más indicado para un SUV con pretensiones de 4×4 real, puesto que permite un importante desarrollo de movimiento vertical de las ruedas-.

Hemos podido dar un par de vueltas a un circuito muy sinuoso de asfalto junto con Ellen Lohr, la primera mujer en ganar una carrera de DTM (Campeonato Alemán de Turismos). Hoy es una entusiasta participante en pruebas de TT, que Mercedes usó para demostrar la acción de las barras estabilizadoras activas. Acostumbrada a lidiar con los reglajes ‘secos’ de los coches de Turismo de competición y ahora a los movimientos de los amortiguadores en las carreras de TT, está en una posición privilegiada para evaluar los méritos del sistema. “Es sensacional porque nos da el mejor de dos mundos”, explica mientras rueda a una velocidad vertiginosa -y con impresionante relajación-.

Los ingenieros de Mercedes han utilizado una barra de cada lado en cada uno de los ejes con un acoplamiento hidráulico al centro. Cuando el ML sigue en línea recta, el acoplamiento está abierto, permitiendo que cada rueda reaccione independientemente. Cuando entra en la curva, el acoplamiento se cierra, dando lugar a una barra única que incrementa la estabilidad del vehículo. Con todo ello, la verdad es que la pesada y alta carrocería del vehículo casi no balancea.

Respecto a la dirección, hay que decir que la electromecánica es capaz de responder con la debida rapidez en conducción deportiva y es igualmente útil al aparcar, aunque denote una cierta tendencia para volver a la posición central por si misma, siendo algo más artificial que un sistema puramente hidráulico. Por su parte, el tacto del pedal del freno es un poco esponjoso, pero la potencia de frenado nos pareció tranquilizadora.

Increíbles capacidades camperas

El paquete opcional On&OffRoad se puede adquirir conjuntamente con la suspensión Airmatic y con el Sistema Activo de Curva, por unos 4.000 euros más. Permite disponer de seis configuraciones predefinidas, según por dónde nos movamos: una automática, dos para utilización todoterreno y tres para carretera. El funcionamiento del chasis y de toda la electrónica de apoyo es sobresaliente, lo que permite a cualquier principiante en la materia TT convertirse en todo un experto. Bajadas en pendiente con inclinación del 80%, barro, riachuelos profundos… nada se le resiste. Por otro lado, el control de velocidad en bajadas permite mantener una velocidad constante (entre 2 y 18 km/h) para una mejor adaptación a la morfología del terreno.

Todo indica que el 250 Bluetec será el Clase M con más demanda a partir de noviembre, a pesar de que el 6 cilindros cuesta ‘solamente’ 8.000 euros más. El ML diésel más asequible en la anterior generación, el citado 6 cilindros, pagaba un 14,75% de Impuesto de Matriculación, y ahora el nuevo escalón de acceso a la gama paga solo un 4.75%. Esto debería de haber repercutido en el precio, debiendo ser más bajo, pero eso no ha sucedido. Mercedes ha preferido aumentar la calidad del coche a bajar el precio de forma evidente, y una de las posibles razones de esta decisión es que sus principales competidores también rondan los 60.000 euros.

Características técnicas, versión 250 BlueTec.

Motor: Gasóleo, delantero longitudinal, cuatro cilindros en línea, inyección directa por conducto común, turbo de geometría variable, intercooler Cilindrada: 2.143 c.c.
Potencia máxima: 204 CV a 4.200 rpm.
Par: 500 Nm de 1.600 a 1.800 rpm.
Transmisión: Propulsión 4×4, cambio automático de siete velocidades
Medidas: Largo/Ancho/Alto: 4.804/1.926/1.788 mm.
Batalla: 2.915 mm.
Peso: 2.150 kg.
Neumáticos: 235/65 R17
Maletero: 690/2010 litros
Depósito: 70 litros
Prestaciones: Velocidad máxima: 210 km/h.• 0-100: 9 s.
Consumo: Urbano/extraurbano/mixto: 7,0/5,4/6,0 l/100 km.
Emisiones C02: 159 g/km. Impuesto de Matriculación: 4,75%.
Precio: Desde 56.600 euros.

 

Comments are closed.

Translator

Translator by Yellingnews

Categorías

Noticias más vistas

Noticias por fecha

octubre 2017
L M X J V S D
« feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031