Categorized | Economia

¿Qué pagan los ricos?

Los expertos en fiscalidad reclaman un
impuesto específico paralas grandes fortunas más allá de la recuperación del de patrimonio.

El impuesto de patrimonio, que ahora ha recuperado el gobierno español, ha reabierto el debate sobre la fiscalidad con una carga ideológica que se había olvidado en los últimos años. Pero no tiene mucho efectividad. El mismo candidato del PSOE a las elecciones españolas, Alfredo Pérez Rubalcaba, ve un éxito ingresar unos 1.000 millones de euros. El Estado ingresa por diferentes tributos unos 160.000 millones de euros, que alcanzaron los 200.000 millones de euros en 2007, el año anterior al inicio de la crisis. Sin embargo, el impuesto de patrimonio ha vuelto a poner el foco en las grandes fortunas, en sí es necesario o no replantear el sistema fiscal en una situación de grave crisis económica INTERNACIONAL al.

Impuesto especial. Los expertos quieren cambios

La fiscalidad en su conjunto ha de reorientar, pero por la coyuntura actual se podrían poner en marcha impuestos específicos para las grandes fortunas. Es la opinión de algunos de los expertos fiscalistas consultados, como Heribert Padrol y Antoni Durán-Sindreu, que llega a asegurar que el actual sistema va en contra de la Constitución.

Vía legal para pagar menos. Las ‘sicav’, la fórmula preferida

Algunas grandes fortunas-como Amancio Ortega, de Inditex, su ex mujer, Rosalía Mera, Manuel Jové, ex presidente de Fadesa; Isak Andic, presidente de Mango, Juan Roig, presidente de Mercadona, y Emilio Botín, presidente del Santander-utilizan lassicav para sus inversiones. Los expertos consideran que se pueden hacer reformas en este campo para conseguir que tributen más.

Paraísos fiscales. Mantienen su atractivo

Las importantes cumbres del G-20 justo al inicio de la crisis, y después de la caída de Lehman Brothers hace tres años, acordaron importantes reformas, que aún no se han cumplido.Terminar o regular de manera más estricta los paraísos fiscales era una de las medidas más importantes. Suiza, sin embargo, sigue siendo la referencia, aunque el debate también se ha instalado en el mismo país, que administra el 40% de las fortunas de todo el mundo.

DOS PREGUNTAS: RESPONDEN 4 EXPERTOS

A. Es justo el sistema fiscal español?
B. Las grandes fortunas están demasiado bien tratadas?

1. Valentí Pich. Presidente del Consejo General de Colegios de Economistas

A. Desgraciadamente, en un mundo globalizado, la capacidad instrumental de los impuestos de grabar proporcionalmente y con precisión en función de la riqueza y la propiedad es limitada. El sistema fiscal español, pero, en su conjunto, es totalmente homologable al resto de países de la UE. Los impuestos, para recaudar, deben ser eficaces más que justos (pocos costes de gestión y que dificulten el fraude fiscal y la picaresca), h an de fomentar la actividad económica y el ahorro, y deben ser razonablemente equitativos . Pero dada la situación de las finanzas públicas públicas a todos los países desarrollados, se requerirán esfuerzos de subida de impuestos. Y habrá que cambiar esquemas de tributación actuales, tanto en el ámbito nacional como internacional, y compensar los esfuerzos que hacen los contribuyentes, especialmente quien dispone de menos recursos.

B. Todos los países evidencian tratamientos específicos más favorables a las rentas mobiliarias ya determinados formatos de inversión colectiva, por ejemplo. Posiblemente, la lucha contra el fraude fiscal y la picaresca junto con la cultura colectiva de utilización correcta de los beneficios fiscales, constituyen el camino a seguir y hacia donde se han de priorizar y focalizar los esfuerzos, y no los tipos impositivos formalmente altos. Y resulta imprescindible un comportamiento ejemplar, sobrio y eficiente en la gestión del gasto por parte de las administraciones públicas.
2. Heribert Pedrol. Socio de Gómez-Acebo & Pombo.Coordinador del área fiscal

A. Es una pregunta que no tiene una respuesta fácil. Cualquier reforma del sistema fiscal que se proponga debe intentar conciliar tres objetivos fundamentales: permitir la consolidación presupuestaria, favorecer la recuperación económica y la creación de puestos de trabajo y mejorar la equidad del sistema tributario.La consecución de este equilibrio no es una tarea fácil. Por este motivo una medida que pueda parecer equitativa pero que afecte negativamente a la creación de puestos de trabajo no podría tener una valoración global positiva. Respondiendo a la pregunta, es muy necesario en el actual entorno de crisis que la sociedad tenga una percepción adecuada que todo el mundo está haciendo esfuerzos por superar esta situación. Desde esta perspectiva, una imposición de carácter transitorio sobre las grandes fortunas puede ser una buena herramienta de cohesión social.

B. En el ámbito del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, hay que recordar que en Cataluña el tipo máximo es del 49%. No creo que sea positivo subirlo. Un tipo del 50% o superior se sitúa en niveles confiscatorios, sin tener un gran impacto de recaudación. No creo adecuado recuperar el impuesto sobre el patrimonio, tal y como está configurado. Penaliza el ahorro y está vigente en pocos estados del ámbito OCDE (Suiza, Suecia, Finlandia, Noruega y Luxemburgo). Además, su sistema de exenciones le da un perfil de poca seguridad jurídica. Es una cuestión diferente el establecimiento de un impuesto de grandes fortunas, a partir de tramos más elevados de patrimonio y con una estructura más sencilla, con carácter transitorio.
3. Guillem López-Casasnovas. Catedrático de economía de la UPF

A. No pagan todos, ni lo hacen de acuerdo con su capacidad de pago. Pero me preocupa más el primero (el fraude y la elución fiscal) que el segundo. Todos los sistemas tienen problemas al tratar con justicia las rentas de capital respecto del trabajo, sin que se perjudique la eficiencia o el ahorro por delante del consumo, o las rentas ganadas en relación con las recibidas en herencia. Las reformas necesarias en un momento como chocan con los que piden con suficientes razones que la fiscalidad se ponga al servicio del emprendimiento y del crecimiento y que, en todo caso, la redistribución se haga desde el gasto público.

B. Las grandes fortunas están bien tratadas en el sentido que a pesar de eludir lo que pueden, como se hace en todas partes, en otros países, no reciben ningún menosprecio social: no tienen problemas para tener una Cruz de Sant Jordi, una orden ministerial o un título nobiliario . No es vergonzante para muchos de ellos tener el protagonismo social desde domicilios fiscales extraterritoriales. Me preocupa así la conclusión de toda esta cuestión: la poca conciencia fiscal (el estado del bienestar no es gratis), la poca conciencia ciudadana (sí, pero que pague otro) y la social (reímos las gracias y envidiamos los que saben como defraudar, que por eso son ricos y se lo pueden permitir!). Es mi definición favorita de quien es muy rico en este país: que no paga impuestos. Quiero decir que lo que se paga en asesoramiento y en ingeniería fiscal para no pagar impuestos es menos que lo que se ahorra no teniendo que contribuir!
4. A. Durán-Sindreu. Socio director de Durán-Sindreu

A. Nuestro sistema tributario puede ser contrario al que se postula en el artículo 31 de la Constitución. Se ha desnaturalizado la progresividad como pieza angular de cualquier sistema tributario.Nuestra fiscalidad ha perdido progresividad con una tributación de rentas del ahorro a tipo prácticamente fijos (19% -21%), sin impuestos que graven la riqueza, como el impuesto sobre el patrimonio y el impuesto sobre sucesiones y donaciones , y con un impuesto sobre sociedades que atrae la tributación de rentas que deberían tributar de forma progresiva en el IRPF. A todo esto, hay que añadir los privilegios fiscales injustificados, como la fiscalidad de los deportistas de élite y las sicav. Hay una urgente y profunda revisión.

B. Nuestra normativa, como la de otros países, les permite eludir legalmente la fiscalidad que en circunstancias normales les correspondería mediante la creación de sociedades interpuestas, entre otros instrumentos para eludir la progresividad. Se trata, pues, de corregir estas vías de escape y de conseguir, así, que paguen realmente los que más tienen y ganan. No se trata de penalizar la riqueza, sino de tener un sistema tributario justo y adecuado al modelo de sociedad que queremos tener. Esto no es incompatible con el hecho de que, de manera excepcional, se considere un impuesto sobre las rentas más elevadas, como en Italia y Francia, países donde se prevé un gravamen del 3% para las rentas superiores a 500.00 euros.

 

http://www.ara.cat/ara_premium/cronica/Que-paguen-rics_0_560943908.html

Comments are closed.

Translator

Translator by Yellingnews

Categorías

Noticias más vistas

Noticias por fecha

octubre 2017
L M X J V S D
« feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031