Categorized | Ciencia y tecnología, Salud

Secretos para mantener el cerebro joven

Inquietudes intelectuales, hábitos saludables y una rica actividad social, ingredientes para retrasar el envejecimiento cerebral

Secretos para mantener el cerebro joven

Para nuestro cerebro, el envejecimiento no es inevitable. Un grupo de investigadores suecos (de la Universidad de Umeå, el Instituto Karolinska y el centro Max Planck de Alemania) ha desvelado además que, para prevenir el deterioro de nuestro órgano más fundamental y mantenerlo en forma, cuenta más lo que se hace a edad avanzada que lo realizado a lo largo de los años anteriores. Los resultados de esta investigación han aparecido en el último número de la revista científica «Trends in Cognitive Sciences.

«Aunque algunas funciones de la memoria tienden a declinar cuando envejecemos, hay gente mayor que muestra un funcionamiento bien preservado, comparable al de un cerebro más joven», dice Lars Nyberg, profesor de Neurociencia en la Universidad sueca de Umeå y autor principal del estudio.

Los resultados descartan que la educación sea el factor más

cuenta más toda la estimulación que se hace a edad avanzada que lo realizado en los años de juventud

importante para mantener el cerebro, ya que la probabilidad de experimentar pérdidas de memoria en la vejez era igual para aquellos participantes con doctorados que para los que abandonaron los estudios en el instituto. El experimento Betula, uno de los análisis que componen esta investigación recogió datos a lo largo del tiempo, tanto cognitivos como no cognitivos, de aproximadamente 1.500 adultos participantes, que fueron clasificados según si su envejecimiento cerebral era «usual» o «exitoso». Los resultados revelan que sólo el 10% de los cerebros analizados entraban en la categoría de «exitoso».

«Hay una evidencia bastante sólida de que estar física y mentalmente activo es la mejor forma de mantenimiento del cerebro», dice Nyberg. El objetivo de este proyecto es estudiar, por medio de técnicas de neuroimagen, cómo las funciones de la memoria cambian a lo largo de la vida, para determinar factores de riesgo para la demencia y cómo ésta comienza a manifestarse.

Cuantos más estímulos, mejor

Tampoco la elección de una u otra carrera laboral parece ser determinante. Aunque los investigadores coinciden en que una ocupación «compleja o exigente aporta una pequeña ventaja, estos beneficios se esfuman rápidamente tras la jubilación». Un hallazgo interesante es que las personas mayores que dieron mejores resultados compartían tres factores: una buena educación, una rica actividad social y que conservaban sus propios dientes.

Conservar los dientes, más que algo anecdótico, es analizado como síntoma de una vida más saludable y unos hábitos de higiene y alimentación más adecuados. De acuerdo con un estudio realizado a casi 500 ancianos en el Hospital Universitario Doctor Peset de Valencia, la población mayor de 65 años conservaba en 2005 una media de seis dientes más que diez años antes.

Para Nyberg y su equipo, la clave está en la actividad. Aquellos sujetos que gozaban de más estímulos sociales, mentales y físicos mostraron mejores resultados cognitivos: sus cerebros aparentaban menos años de los que realmente tenían.

Mantenerlo joven

Los científicos afirman que «en conjunto, esta amplia variedad de hallazgos evidencian lo heterogéneo que resulta el envejecimiento del cerebro. Algunos sujetos mayores muestran pocos o ningún cambio en relación a adultos más jóvenes, además de una actividad cognitiva intacta, lo que demuestra que la clave para preservar la memoria durante el envejecimiento está en mantener el cerebro joven, no tanto en responder a los cambios del cerebro o tratar de compensarlos». Estudiar el cerebro de las personas mayores utilizando aparatos de Resonancia Magnética Funcional o PET permite a estos científicos recabar información «en vivo» de procesos patológicos el alzhéimer.

Nunca es tarde

Los investigadores comentan que esta nueva aproximación al envejecimiento representa un cambio de paradigma. En el pasado, gran parte de la atención de los científicos se centraba en comprender cómo el cerebro trata de compensar el declive cognitivo asociado a la edad. Ahora, este estudio sugiere que lo principal es preparar el cerebro para que acometa con éxito esos cambios asociados a la edad sin alteraciones en la memoria y la cognición. Los genes juegan en esto un papel importante, pero las opciones vitales y otros factores ambientales resultan críticos, especialmente en la senectud –reza el informe.

En cuanto a la detección de la demencia senil, Nyberg y su equipo aseguran que los primeros síntomas pueden darse hasta diez años antes de que esta enfermedad sea diagnosticada. Y a menudo, antes de lo que muchos creen: a partir de los sesenta años. «Es el momento en el que se tienen más problemas para recordar nombres y reuniones», apunta Nyberg. Sin embargo, el estudio ha demostrado también que, incluso a edades muy avanzadas, la capacidad de seguir acumulando conocimiento, y utilizarlo con criterio, persiste.

GIMNASIA CEREBRAL

Estimular la actividad cerebral a partir de los 65 años resulta más útil que comer rabos de pasa durante toda la vida.
Ejercicio físico. Es vital ya que, según el estudio sueco, el mantenimiento del cerebro tiene una gran influencia vascular. Incluso a nivel microscópico, existen lesiones neuropatológicas relacionadas con la demencia. En ausencia de lesiones de tipo vascular, se observa un bajo decline cognitivo asociado a la edad.
Descanso. Muchos estudios señalan que las dificultades para dormir contribuyen a un deterioro cognitivo, lo que, en una edad avanzada, puede afectar gravemente al desarrollo de actividades como conducir, manejar ciertos instrumentos o tomar la medicación. Una investigación reciente publicada en el Journal of Neuroscience Nursing cifraba en un 50% los mayores que tienen una mala higiene de sueño debida a dificultades asociadas a la edad.
Estrés. Mantenerlo bajo control afecta para bien a la fisiología del cerebro. Los esteroides producidos por un estrés continuado dañan los receptores del hipocampo. La atrofia de esta parte del cerebro conduce tanto a daños en la memoria como a enfermedades como depresión o esquizofrenia.

Leave a Reply

 

Translator

Translator by Yellingnews

Categorías

Noticias más vistas

Noticias por fecha

octubre 2017
L M X J V S D
« feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031